POR FIN GIMNASIA MENTAL EN CÓRDOBA

            Si nos basamos en la biografía científica del momento, hay decenas y decenas de artículos en los que nos comentan la importancia de la estimulación cognitiva, el ejercicio físico y una buena dieta. Hablan de la reserva cognitiva, de lo esencial de cultivar el cuerpo y la mente de cara a la prevención de una enfermedad neurodegenerativa y un envejecimiento saludable.

            También conocemos que la esperanza de vida es cada vez mayor, por tanto, los índice de población mayor aumentan y es más baja la tasa de natalidad en nuestro país.

            Pero no sólo eso, junto al aumento del envejecimiento poblacional, aumenta también el índice de enfermedades degenerativas, y de afectaciones cerebrales producidas por el estilo insano de vida que cada vez estamos adquiriendo, como altos índices de hipertensión, diabetes u obesidad, etc.

            La incidencia, sólo en España, de la enfermedad de Alzheimer está en un 25% en mayores de 85 años, es decir, una de cada cuatro personas, tendrán la enfermedad de Alzheimer. No son baladí estas cifras. Si además vemos las estadísticas de nuevos casos de demencia que surgen al año, los datos son aún más desoladores. En el mundo hay 7,7 millones de casos nuevos al año. Y lo peor de todo es que las cifras aumentan conforme aumentan los años.

            Con la edad, igual que el cuerpo se va deteriorando, inevitablemente se van deteriorando las funciones cerebrales, nuestras funciones cognitivas, la pregunta que debemos hacernos es: ¿tenemos un cerebro preparado para cualquier daño que nos pueda sobrevenir? la respuesta es un rotundo NO. Paradójicamente tendemos, en mayor o menor medida, a prevenir enfermedades fisiológicas, cuidamos nuestra dieta, realizamos ejercicio físico diario, etc, pero sin embargo olvidamos estimular nuestro órgano principal.

            Si nos diagnostican cualquier patología médica asociada al envejecimiento, tipo presbicia, o similar, seguro que no tardaremos en ponerle remedio, iríamos a un oftalmólogo y compraríamos unas gafas. Sin embargo, si nos diagnostican un deterioro cognitivo asociado al envejecimiento, decimos: “es normal, es la edad” y no hacemos nada más.

            Este es uno de los errores más comunes y a la vez más discapacitantes que cometemos, el cerebro, como cualquier músculo se puede y debe entrenar, se ha de estimular, tenga disfunción o no, para fortalecerlo, para hacer frente en la medida de lo posible, a cualquier patología que nos sobrevenga sea de la etiología que sea.

            Conocemos lo importante de un cuerpo sano, y también de la estimulación cognitiva, del entrenamiento mental, sin embargo muy pocas veces lo llevamos a cabo, lejos de eso, incluso si comenzamos a tener despistes: las llaves, los nombres, cosas en el supermercado, lo achacamos a un proceso de envejecimiento [tengamos la edad que tengamos]: “será la edad”. O si preguntamos a otras personas y les ocurre lo mismo, nos conformamos y decimos: me deja mucho más tranquilo/a.

            Algo que no tiene sentido, porque, ¿acaso sentiríamos tranquilidad si una persona tuviese diabetes como nosotros? obviamente no, no veríamos relación, pero en el caso del cerebro, asumimos que junto a la edad se producen alteraciones y que no podemos hacer nada al respecto.

            Cada día, disponemos de más tecnología y utilizamos menos nuestras capacidades cognitivas, lo que hace que éste órgano, aunque debería ser lo contrario, esté cada vez menos estimulado. Un poco de esfuerzo diario hoy, puede fortalecer nuestro cerebro, lo que se traducirá indudablemente en calidad de vida.

            Ese es el motivo de la creación del “Gimnasio mental” o “Taller de Estimulación para gente Sana”, con este taller se pretende estimular todas nuestras capacidades cognitivas en gente que no presenten ninguna patología conocida y hayan comenzado a notar esos “despistes”, “falta de concentración”, “falta de memoria”, etc, o en gente, que sin notar nada, quieren mantenerse activos no sólo físicamente, sino también cognitivamente. Este es un taller con carácter absolutamente preventivo.

            Abordaremos qué síntomas se van teniendo con el paso de los años, por qué nos ocurren esos despistes: ¿por qué olvidamos los nombres? ¿Y la lista de la compra? ¿por qué tengo esos lapsus de memoria? ¿por qué me bloqueo tanto ahora? y fundamentalmente, ¿cómo hago para dejar de tenerlos?. El taller de Gimnasia mental o de estimulación cognitiva para gente sana, se realizará en sesiones semanales de 90 minutos, y los grupos no será de más de 6 personas, agrupadas lo más homogéneamente posible.

            Este entrenamiento está especialmente preparado para gente de entre 35 y 60 años, diseñado por una especialista en Neuropsicología.

            No te conformes con que tu mente no funciona igual, con que olvidas sólo algunas cosas, con que tienes que usar tu agenda. Ponle remedio.

Si estás interesado en el taller, ponte en contacto conmigo rellenando este formulario, o mediante el correo web: neuropsicologiaimpulso@gmail.com

Un saludo.

Anuncios

3 comentarios en “POR FIN GIMNASIA MENTAL EN CÓRDOBA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s